Ok

Ok Cancelar

Gracias

Cerrar

Comer Sano en Menopausia

  • favoris
Menopause Which diet should I do at 50

Para evitar engordar en la menopausia, es fundamental poder ver a éste ‘período’ de nuestra vida como una etapa de madurez y plenitud.

Ya me conozco, me hice responsable de mi salud, aprendí a respetar a mi cuerpo, a conocerlo, a darle lo mejor.

Encontré un ejercicio físico que disfruto y practico regularmente.

Puedo mirarme con cariño, saber que el cuerpo es sólo el "vehículo" que me permite vivir, y que mi valor está en mi Ser.

Busco darle a mi cuerpo el mejor ‘combustible’; Eso es la alimentación para nuestro cuerpo: el combustible. Además, si cómo alimentos de buena calidad, vivos, orgánicos ellos pueden convertirse en mi mejor medicina.

El requerimiento de nutrientes, vitaminas y minerales es INDIVIDUAL, se mide en "gramos por kilogramo de peso corporal", y difiere en cada
persona. A su vez, cada mujer puede tener distintos objetivos, algunas pueden querer aumentar su masa muscular y tal vez otras quieran disminuir su masa adiposa.

Por eso es que en las Recomendaciones hablo de alimentos y no de cantidades ni medidas. Lo ideal es Confiar en tu cuerpo, es una maquina perfecta con la capacitación de volver al equilibrio (homeostasis)
Aprendé a escucharlo, a seguir tu intuición.

Te invito a que encuentres ‘tu’ manera única de comer sano, y que la vayas ajustando de acuerdo a cómo te vayas sintiendo.

En líneas generales lo que te quiero transmitir es que todos podemos ir mejorando nuestra alimentación.

La alimentación sana es variada, No existe un alimento que contenga todos los nutrientes. Tampoco nos olvidemos de lo importante de estar bien hidratados para tener una piel bella.

¿Qué comer entonces?

La base de nuestra alimentación diaria deberían ser las Verduras y las Frutas.

Podemos evitar ir a la farmacia o al hospital si vamos semanalmente a la verdulería.

Las verduras y frutas son súper alimentos ya que son muy ricos en agua, fibras, antioxidantes, vitaminas y minerales. Son frescos y están llenos de energía vital.

El gasto calórico diario disminuye con los años, de allí que las porciones idealmente deberían ser pequeñas, a menos que realicemos muchas horas de ejercicio físico diario.

A las verduras, podemos sumarles (con moderación) cereales integrales, para aumentar la energía y el aporte de hidratos de carbono de buena calidad, como ser cebada, trigo burgol, trigo sarraceno, mijo, quinoa, maíz y avena.

En los almuerzos podemos incorporar (junto a verduras) arroz integral o yamaní, legumbres (lentejas, porotos aduki, garbanzos, etc.), papas, choclo, fideos integrales.
Podemos agregar en las ensaladas semillas de chía, sésamo integral, lino, girasol y zapallo, ya sea enteras, germinadas o molidas.

Y por las noches además de las verduras, incorporar en pequeñas cantidades, alguna proteína, como ser pollo (si puede ser de campo mejor) pescados, carnes magras, huevos o legumbres.

En los desayunos podemos sumar a las frutas alguna infusión (café, té de hierbas, mate, leche de vaca o leches vegetales como leche de almendra o de coco) yogures, sólos o, (las muy deportistas), con pan integral o granolas caseras de cereales.
Como colaciones, entre las comidas, pueden ingerir barras energéticas de semillas o frutos secos como almendras, nueces, avellanas, castañas de cajú.

El plan debería ser bajo en grasas por lo que deberíamos evitar alimentos muy grasosos o alimentos con menos densidad nutricional
como las harinas refinadas, las facturas y los alimentos que están llenos de azúcares. En su lugar los podemos reemplazar por harinas integrales (ricas en fibras y nutrientes) y por dulces naturales como las frutas.

Es importante también que te vayas observando y empieces a conocer tu cuerpo. Que tengas conciencia de cómo te cae lo que ingerís; si te sentís liviano, ágil o pesado. Si tenés distensión abdominal. También es importante que conozcas cómo es tu tránsito intestinal.

Me gustaría que este plan nutricional no fuera algo teórico sino que lo puedas confirmar con tu propia experiencia y que vayas adquiriendo una nutrición mucho mas intuitiva.

Lo más leído

¿Qué  sucede con la  vitamina E durante la menopausia?

Piel & nutrición

¿Qué sucede con la vitamina E durante la menopausia?

Al igual que la mayoría de las vitaminas del cuerpo, la vitamina E tiende a disminuir bastante rápido durante la menopausia. Una buena noticia es existen otras opciones que se  pueden ingerir, tienen una concentración de vitamina E bastante buena y le informamos cuáles son.

Leer el artículo

go to top