Este sitio está actualmente en mantenimiento.


Algunas características no están disponibles en este momento.
Todas estas características pronto estarán disponibles nuevamente.

Este sitio está actualmente en mantenimiento.


Algunas características no están disponibles en este momento.
Todas estas características pronto estarán disponibles nuevamente.

  • research
  • Points de vente

¿Qué es una piel perfecta?

Todas las mujeres soñamos con una piel perfecta que sea tersa, radiante y llena de vitalidad. Nuestra promesa: ¡Ayudarte a lograr esa piel ideal!

Ante el espejo, somos muchas las que nos examinamos el rostro, buscando el más mínimo detalle... ¡soñando con parecer muchos años menores! Más allá de las arrugas y las líneas de expresión, la calidad de la piel es un elemento determinante para tener un rostro bello. ¿Cómo lograr una piel perfecta? Roland Bazin, especialista de evaluación científica en L’Oréal Investigaciones, brinda algunas pautas infalibles. ¡Tomá nota!

¿Una piel perfecta? La respuesta del experto

Las respuestas no faltan y cada mujer tiene su propia definición. Los criterios de evaluación son muy personales y pueden estar influidos por la edad, los orígenes, la cultura… incluso por las tendencias en cuestiones de belleza. Pero, para Roland Bazin esta piel perfecta es completamente definible: “Es de textura homogénea, con un microrrelieve regular parecida a la piel de un bebé, es decir, sin poros visibles. Una piel que no presenta manchas ni pequeños vasos sanguíneos, con una tez luminosa y uniforme”.

La calidad de la piel: una expectativa compartida por todas las mujeres

Ante la pregunta: “¿Qué edad tenés?”, quién no respondió alguna vez: “¿Cuántos años creés que tengo?”, utilizando a quien pregunta como una suerte de espejo. Según estudios científicos de L’Oréal Investigaciones, la calidad de la piel juega un rol crucial sobre la edad que aparentamos. Aquellas que exhiban una tez con “cero defectos” serán percibidas como cinco años más jóvenes, ¡y le darán hasta diez años menos a quien luzca una piel luminosa!

Por el contrario, hay factores que pueden "agregarnos" algunos años y alejarnos de esta promesa de una piel perfecta. Una piel que sufre de muchas agresiones (contaminación, estrés, tabaco…), que no recibe mimos con frecuencia o que está mal protegida del sol, se aleja de esa promesa.

¿Las consecuencias? Una piel más espesa, más apagada, menos homogénea y, a veces, incluso con una textura imperfecta y con aspecto de “piel curtida”. En conclusión: reduzcamos el consumo de tabaco, protejamos la piel contra los rayos UV e hidratémosla diariamente.

El camino hacia la piel perfecta: buenos hábitos para obtener un beneficio inmediato

Cuidemos doblemente la piel aplicando diariamente una crema de rostro capaz de transformar su calidad, y complementemos haciendo un masaje, un gesto de eficacia instantánea. El objetivo: impulsar la microcirculación y la luminosidad natural de la epidermis.

¿Qué más podés hacer? Seguí estos hábitos para una piel perfecta:

-Aplicar la crema esparciendo de manera ascendente: las dos palmas bien planas envolviendo el rostro.
-Pellizquemos ligera y rápidamente la piel a cada lado del rostro, desde el mentón hacia las orejas, subiendo progresivamente hacia la frente.

La Redacción

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top