• research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

¿Qué es un tratamiento hipoalergénico?

¿Qué significa la leyenda “hipoalergénico” en nuestros tratamientos para el rostro o en nuestros productos cosméticos? Una experta te cuenta todo lo que hay que saber.

Cuando tenemos la piel sensible o cansada, lo más seguro es recurrir a tratamientos específicos. Como buenas amantes de la belleza, revisamos las etiquetas de los tratamientos y buscamos leyendas del tipo “testeado bajo control dermatológico”, “testeado en pieles sensibles” o incluso la conocida indicación “hipoalergénico”. “¿Pero qué se esconde realmente detrás de este término?”
¿Qué es exactamente un tratamiento “hipoalergénico”?

“Un tratamiento hipoalergénico es concebido para minimizar el riesgo de alergia”, explica Sophie Veyrat Hueber, Directora del Laboratorio de Desarrollo Vichy, y agrega: “no reduce ese riesgo a 0, sino que lo minimiza. Esta leyenda se presenta a menudo en los tratamientos para el rostro, los jabones, los shampoos y maquillaje como la máscara, por ejemplo”, indica la experta.

Cuidados hipoalergénicos: ¿cómo están formulados?

El acento está puesto en la elección de los ingredientes. “La formulación de los tratamientos hipoalergénicos excluye todos los activos que puedan provocar alergias”, explica Sophie Veyrat Hueber. “Los datos relevados cambian constantemente, de modo que los cuidados hipoalergénicos están concebidos en función de la información más reciente en el terreno de la alergología”, indica. Se trata de ciertos conservantes, liberadores de formol, MIT, determinados colorantes o, incluso, aceites esenciales.
Finalmente, los tratamientos hipoalergénicos están sometidos a protocolos de prueba bajo condiciones maximizadas (bajo oclusión) para verificar la buena tolerancia de la piel al producto.

Tratamientos hipoalergénicos: ¿una solución para las pieles sensibles?

“Las pieles sensibles no son pieles alérgicas”, precisa Sophie. “La piel sensible presenta una reacción inflamatoria (enrojecimiento) sin relación con una sustancia en particular. No es el caso de la alergia.” Una piel alérgica provoca reacciones cutáneas alérgicas, una respuesta inmunitaria del organismo que puede tomar la forma de un eccema, de dermatitis, de un eritema, o bien, de una urticaria.
Los tratamientos hipoalergénicos son, entonces, garantía de confianza para todas las pieles, sensibles o no. ¡Más vale prevenir que curar!

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top