Este sitio está actualmente en mantenimiento.


Algunas características no están disponibles en este momento.
Todas estas características pronto estarán disponibles nuevamente.

Este sitio está actualmente en mantenimiento.


Algunas características no están disponibles en este momento.
Todas estas características pronto estarán disponibles nuevamente.

  • research
  • Points de vente

Neutralizar los efectos de las sales de calcio sobre la piel: 4 trucos que cambiarán todo

Las sales de calcio, ¿enemigas de nuestra piel? Te mostramos nuestros trucos de belleza para limpiar la piel sin irritarla.

Toda buena rutina de belleza comienza por la limpieza del rostro. ¿Nos gusta limpiar o desmaquillar la piel con agua? Debemos tener cuidado con las sales de calcio que, a largo plazo, secan y sensibilizan la piel. Entonces, ¿cómo podemos protegerla?

Tomar el control y ablandar el agua

En las ciudades, lejos de las montañas por donde corre agua pura, los ablandadores de agua constituyen la alternativa ideal. Este sistema de filtro permite purificar el agua dura y reducir el contenido de cloro y de sales de calcio. Nuestra piel estará muy agradecida: adiós a la sensación de tirantez o a la impresión de tener una piel de cocodrilo.

Utilicemos un limpiador agresivo contra las sales de calcio, y suave para la piel

Son recomendables las cremas desmaquillantes o los geles de espuma que refuerzan su acción contra las sales de calcio. El objetivo es preservar la calidad óptima de la película hidrolipídica, que hace las veces de barrera protectora en la superficie de la piel. Además, las fórmulas específicas contra las sales de calcio son ricas en glicerina para compensar la agresión y reforzar la hidratación de la piel. ¡Ideal!

Cómo desmaquillarse sin agua pero sin perder la sensación de frescura

Veamos si podemos alterar un poco nuestros hábitos. Por ejemplo, a la mañana –o una de cada dos tardes– limpiemos el rostro de alguna otra manera, distinta de la habitual. ¿Cómo? Gracias a la Solución Micelar 3 en 1, no tenemos necesidad de enjuagar el rostro con agua ni de frotarlo. La suciedad y la contaminación se disuelven automáticamente. ¿Necesitamos, igual, sentir el agua sobre la piel? Completemos la limpieza colocándonos un poco de agua termal. El resultado: la combinación del placer y de la frescura del agua sin perjudicar nuestra piel.

Sellemos nuestra rutina desmaquilladora con un serum o una crema hidratante

Para terminar definitivamente con la sensación de tener la piel seca debido a las sales de calcio del agua, durante nuestra sesión de limpieza/desmaquillaje apliquemos una reconfortante solución o un serum hidratante. Un paso importante que inmediatamente hará sentir sus efectos y permitirá conservar la película hidrolipídica y la juventud de la piel.

La Redacción

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top