Newsletter y notificaciones

Mantenete informada en todo momento
sobre las novedades de la marca

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

Marcha rápida, un buen aliado para bajar de peso

Si la practicamos regularmente, la marcha rápida resulta más eficaz que el footing. ¿Cierto o falso? He aquí nuestros consejos para caminar más tiempo, más rápido y perder 1 o 2 kilos en el camino.

Ya todas conocemos los grandes beneficios de un largo paseo dominical, después de una comida con muchas calorías o una semana demasiado cargada. Un verdadero soplo de aire fresco y caminar algunos kilómetros aligera cuerpo y alma. Es un deporte fácil y nos ayudará a perder uno o dos kilos rápidamente.

La marcha rápida, un deporte simple con grandes beneficios para el cuerpo

Para Valérie Orsoni, coach de fitness*, la marcha rápida es el deporte que lo tiene todo:

- Caminar rápidamente aumenta la capacidad respiratoria y el ritmo cardíaco. Es ante todo un deporte que nos mantiene en forma.
- La marcha rápida tonifica los músculos del cuerpo sin agredirlos. Una buena noticia para las que tienen articulaciones sensibles. Trabaja: pantorrillas, muslos, glúteos, abdominales, brazos.
- La marcha rápida afina también la silueta. La celulitis y las redondeces se ven en aprietos, porque caminar drena las toxinas y permite gastar en promedio 400 calorías en 1 hora (versus 380 en el caso de hacer footing, para lo que hay que correr una hora).
- Finalmente, la marcha rápida nos mejora el estado de ánimo. Si la practicamos al aire libre, reduce considerablemente el estrés y nos oxigena.

¿Cómo se debe practicar la marcha rápida para adelgazar?

No hace falta mucho equipamiento, basta con una botella de agua y un par de zapatillas (una baja inversión). Y así, nos lanzamos a una marcha rápida de 45 minutos a 1 hora. El ritmo ideal sería de 5 o 6 km/h. Para cronometrarnos, podemos recurrir a uno de esos lúdicos brazaletes o a al reloj de nuestro telefono inteligente.
Si queremos adelgazar y perder algunos kilos durante la caminata, debemos encarar esta actividad como un paseo dinámico, “los brazos y los hombros deben estar relajados y la panza adentro para trabajar los abdominales. Luego, para trabajar las piernas y eliminar un número mayor de calorías, optemos por un terreno irregular” aconseja Valérie Orsoni.

Caminar para adelgazar: ¿a qué ritmo?

En cuanto al ritmo, lo ideal es caminar todos los días durante 30 minutos, es en todo caso la recomendación del Programa Nacional de Nutrición y Salud de Francia. Sin embargo no nos sintamos culpables si no tenemos tiempo para cumplir con este programa: 1 a 2 veces por semana está muy bien para empezar.  Pero no dudemos en caminar cada vez que se presente la ocasión. Toda excusa es buena para mejorar nuestra silueta: subamos por escalera en lugar de usar el ascensor, bajemos una parada antes de los medios de transporte público, caminemos con buen ritmo cuando vamos a buscar a los niños al colegio o mientras hablamos por teléfono, por ejemplo.

Caminar, adelgazar y seguir motivadas

Para no perder la motivación, fijemos objetivos en función de la distancia y no tanto de un tiempo dado. Por ejemplo, caminemos hasta ese negocio ubicado a 4 km atravesando el parque. Nos veremos obligadas a regresar caminando y así será más fácil alcanzar el objetivo.

La Redacción

Lo más leído

Cuidar el cuerpo

¿Cómo atenuar las estrías?

Si bien existen técnicas médicas para tratar las estrías, la prevención de la piel con masajes y una buena hidratación sigue siendo la mejor solución para evitarlas. Ahora, ¿están listas para mimar nuestra piel?

Leer el artículo

Cuidar el cuerpo

¿Cómo elegir bien un desodorante?

Veamos cómo resolver los problemas que ocasiona la transpiración. ¿Desodorante o antitranspirante? ¿Stick, roll-on hidratante o spray ? ¿Cómo elegirlos y cuáles son los beneficios de cada uno?

Leer el artículo

go to top