• research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

La importancia de la actividad física durante el embarazo

El embarazo es un hermoso momento que atravesamos muchas mujeres. Como todo en la vida, tiene sus momentos de felicidad y aquellos en los que no nos sentimos bien al 100%. La actividad física es sumamente importante para llevar de la mejor manera estos 9 meses y acá te contamos por qué.

Aquella idea de que embarazo y actividad física eran excluyentes sin dudas quedó muy atrás. Hoy las mujeres deciden iniciar diversas actividades una vez que se enteran que están embarazadas y ésta es una gran decisión ya que conlleva múltiples beneficios: previene y reduce problemas de la gestación, levanta el autoestima, reduce el estrés y las prepara para el parto.

La más simple y económica de las actividades que puedes realizar es sin dudas caminar. Desde dar una vuelta al parque o regresar de tu trabajo caminando -si vivís relativamente cerca- puede ayudarte a favorecer la circulación uteroplacentaria. ¿Qué significa esto? Que cuando caminás, tu bebé recibe mejor el oxígeno y el alimento que necesita. Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio, lo mejor es comenzar por 30 minutos y subir de gradualmente hasta una hora en las dos semanas siguientes.

El yoga, en tanto, es una actividad de exigencia media-baja que elimina la sensación de fatiga y tensión nerviosa dándole al bebé una mayor oxigenación. Mejora la postura corporal y previene los típicos dolores de espalda durante estos meses. Además, genera una mayor conexión entre la mamá y el bebé, en un entorno relajado y espiritual.

Otra actividad que suele recomendarse es pilates, ya que ayuda a fortalecer los músculos de la pared abdominal y la pelvis. Por otro lado, favorece la adopción de la postura adecuada para nacer por parte del bebé. Es importante que para realizar esta práctica consultes con tu médico, ya que depende de lo avanzado del embarazo habrá ejercicios con mayor o menor exigencia y tensión en las articulaciones.

La natación también ayuda a mantenerte en forma, ya que tonifica todos los músculos, especialmente en brazos y piernas. Además es un excelente ejercicio cardiovascular que te hará sentir más cómoda, especialmente durante los últimos tres meses, ya que el agua soportará tu peso.

Así que ya sabés que si estás embarazada y querés ejercitarte, las opciones son múltiples. Consulta a tu médico y elegí la actividad que mejor te sienta. Eso sí, recordá que debés hidratarte correctamente antes, durante y después del ejercicio. ¿Un tip? Apenas termines, ponete un spray de Agua Termal y mantené tu rostro hidratado.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

Rutinas saludables

¿Cómo vivir rápido mientras vivís bien?

La vida lenta suena agradable, pero no es para todos. Si te encontrás viviendo estrés en el trabajo, una vida agitada en casa o simplemente tratando de encontrar 5 minutos en el día para dedicarte a vos, considerá estos consejos para adaptarte a un estilo de vida rápido pero no abrumador.

Leer el artículo

go to top