• research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

¿Estás lista para entrenar?

El ejercicio es fundamental para mantener nuestra salud durante toda la vida, pero cuando las mujeres se acercan a los 50, es aún más importante que se ejerciten. Acá te contamos por qué es importante que empecés a entrenar y las infinitas posibilidades que se abren al hacerlo: conocés gente, hacés nuevos amigos y participás de un grupo. Y vos, ¿estás lista para entrenar?

Nunca es tarde para empezar

Todos los días es un buen día para ponernos el calzado deportivo y comenzar a hacer algún tipo de actividad física. Cuando llegamos a los 50 años, es esencial hacer deporte porque un cuerpo entrenado es más saludable, elástico y energético. Además, participar de un grupo nos ayuda a mejorar nuestra vida social, hacer nuevos amigos y sentirnos mejor.

Quizá al principio sea más difícil porque nuestros músculos tienen que acostumbrarse a los nuevos movimientos pero es solo al comienzo, luego vas a ver que tu cuerpo te pedirá que hagas tu rutina. Además de ayudarte a mejorar tu salud, el ejercicio es perfecto para combatir el estrés y prevenir algunas enfermedades porque mejora todo nuestro organismo en general.

Salí a caminar o ponete a nadar

Las caminatas o clases de natación, sin duda, son una excelente opción. Caminar es gratis, podés hacerlo al aire libre o en tu lugar favorito y es de bajo impacto, sobre todo si pensamos en el cuidado de tus articulaciones. Podés sacar a pasear a tu perro, salir a jugar con tus nietos o participar de una caminata grupal con personas de tu misma edad. ¡Acá no hay lugar para las excusas!

Nadar es otra gran manera de mantener la salud de tu cuerpo. Es un deporte altamente recomendado porque es completo: hacés un trabajo cardiovascular y sus movimientos involucran a casi todos los músculos de tu cuerpo. Por otro lado, la ventaja es que tenés muy poco riesgo de lesión debido a que estás sumergida en agua y siempre lo practicás junto a otras personas. ¡Tenés que probarlo!

¿Ya probaste con el gimnasio?

Luego de la menopausia, nuestro cuerpo pierde masa muscular debido, en gran parte, a los cambios hormonales. En estos casos, hacer ejercicios en el gimnasio o pesas, puede ser una gran opción. Los ejercicios con resistencia son perfectos para fortalecer la masa muscular: flexiones de brazos, estocadas, sentadillas, abdominales son todas excelentes propuestas a las que le podés sumar un poco de peso, siempre y cuando el entrenador lo apruebe.

Otra forma de tonificar es con el Yoga que, además de ayudarte a fortalecer tus músculos y tu flexibilidad, constituye un terapia emocional también para este momento de la vida. Ahí vas a encontrar mujeres como vos que están atravesando la misma etapa de la vida y podés descubrir en ellas una contención.

1, 2, 3… ¡a bailar!

Esta puede ser la actividad más divertida y social de todas y, por eso, un complemento perfecto para cualquiera de las anteriores. En muchos clubes o escuelas de danza existen clases especiales para personas de más de 50 años que quieren aprender a bailar ritmos latinos como salsa, u otros como  jazz, rock o tango. Estas actividades tienen muchísimas ventajas: salís de tu casa, conocés gente, movés tu cuerpo, liberás el estrés, te conectás con vos misma y con la música y te sentís más ágil y plena.

Las opciones son infinitas y, como dijimos al comienzo, nunca es tarde para empezar. Siempre hacete un chequeo médico previo, solo para quedarte tranquila de que todo está en orden, y consultá con los especialistas de cada disciplina. Y vos, ¿ya sabés cuál va a ser tu próxima actividad física?

Nuestro producto icónico

Lo más leído

Rutinas saludables

¿Cómo vivir rápido mientras vivís bien?

La vida lenta suena agradable, pero no es para todos. Si te encontrás viviendo estrés en el trabajo, una vida agitada en casa o simplemente tratando de encontrar 5 minutos en el día para dedicarte a vos, considerá estos consejos para adaptarte a un estilo de vida rápido pero no abrumador.

Leer el artículo

go to top