Newsletter y notificaciones

Mantenete informada en todo momento
sobre las novedades de la marca

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

Cómo disfrutar del sol sin arriesgarnos a que aparezcan granitos

El placer del sol viene a menudo acompañado de algunos granitos en el rostro. Te contamos algunos consejos infalibles para mantener una piel radiante.

Luego de exponernos al sol, las imperfecciones cutáneas se hacen más evidentes. El dermatólogo Jerry Tan explica los motivos de este fenómeno y cuenta qué es el efecto rebote bajo el sol.

¿Por qué el riesgo de que aparezcan imperfecciones cutáneas y granitos aumenta en verano?

Durante el verano y, principalmente, cuando estamos de vacaciones, solemos pasar más tiempo del habitual en exteriores. La terraza de un bar, un pic nic… todas las excusas son buenas. La piel suele sensibilizarse. No nos damos cuenta, pero nuestra piel está expuesta durante estos períodos al riesgo adicional de las reacciones alérgicas a ciertas plantas, a las picaduras de insectos y a las lastimaduras durante la práctica de algún deporte o de actividades al aire libre. A estos factores, se agregan el calor y la humedad. Estos dos últimos obstruyen los poros, lo que provoca una proliferación de bacterias que son responsables de la inflamación de los poros de las glándulas sebáceas y de los conductos sudoríferos.

Para evitar la aparición de granitos, ¿cuál es la mejor manera de proteger a la piel del sol?

La protección solar es indispensable. Claro que hay formas de protegerse del sol pero los adultos no suelen llevar sombrero o gorra ni anteojos de sol (aunque sí se lo recomiendan a sus propios hijos). Aconsejo permanecer a la sombra mientras sea posible, sobre todo durante las horas de más calor.
¿Utilizamos un tratamiento con crema para una imperfección cutánea ya existente? Entonces, continuar con la aplicación a lo largo de todo el verano para evitar que se agraven los síntomas. En caso de duda, pida consejo a su farmacéutico o a su dermatólogo.

¿Qué le aconsejaría a los amantes de las actividades al aire libre?

¿Vemos aparecer pequeñas imperfecciones aquí y allá y los poros de nuestra piel se tapan? Los responsables: el calor y la humedad. Evitemos los tratamientos hidratantes y los protectores solares de consistencia espesa. Pueden contribuir a la obstrucción de los poros. Optemos por texturas ligeras, como emulsiones o fórmulas astringentes para el cuidado del rostro. Mañana y tarde, limpiemos la piel con un gel purificante. En cuanto al protector solar, son recomendables las versiones matificantes.

La Redacción

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top