• research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

Cómo tratar un cuero cabelludo sensible

Desde el shampoo que usas hasta la forma en que te peinás… 5 pasos para evitar la irritación de tu cuero cabelludo.

1. Usá el shampoo adecuado

Si tenés un cuero cabelludo sensible, tu primera prioridad debería ser elegir un shampoo adecuado para pieles sensibles e hipoalergénico. Evitá los productos con sulfatos que pueden, o bien, irritar tu cuero cabelludo, o remover de tu cabello sus aceites naturales. Deberías saber, además, que hay distintos tipos de shampoo según el tipo cabello que tengas (graso, seco, etc.)… ¡No elijas el primero que se te cruce!

2. Lavá y escurrí tu cabello de forma adecuada

Cuando lavas tu cabello de forma agresiva podés irritar tu cuero cabelludo. En cambio, tratá de usar movimientos suaves y hacer masajes con tus manos cuando aplicás tu shampoo. Una vez que salís de la ducha, secá tu cabello de forma suave, sin escurrirlo con tus manos, haciendo pequeños golpes con tu toalla.

3. Cómo secar tu cabello

Idealmente, el cabello se seca mejor cuando lo dejás al aire libre. Sin embargo, esto no es posible para muchas personas que deben hacerlo rápido antes de ir al trabajo, o que se encuentran con un clima seco y frío, por ejemplo. Usá una toalla de algodón para absorber el exceso de agua. Utilizá un secador de pelo en su nivel más bajo, direccionando el viento de arriba hacia abajo, y aplicalo a una distancia de, por lo menos, 5 centímetros para evitar la irritación de tu cuero cabelludo.

4. Peinar tu cabello con un cuero cabelludo sensible

Lo lavás bien pero tenés malos hábitos en cuanto al peinado. Peinar tu cabello también puede afectar la salud de tu cuero cabelludo, así que tratá de evitarlo cuantas veces puedas. A la hora de peinarte para una fiesta o una cena, cuantos menos productos uses, mejor. El spray, gel o mousse pueden causar picazón o, incluso, irritar tu cuero cabelludo.

5. Accesorios que tenés que evitar

Si tenés un cuero cabelludo sensible, estate atenta a los accesorios que usás. Los sombreros, aun en invierno, pueden ser tus peores enemigos porque no dejan que tu cuero cabelludo respire y ciertos materiales pueden causarte picazón. Si no estás segura de la reacción de tu cabello a ciertos tipos de telas, te recomendamos hacerte un test para conocer el estado de tu cuero cabelludo y cómo cuidar la piel.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top