• research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

¡Adiós impurezas!

Vamos a hacerlo como se debe: paso a paso para hacer una limpieza profunda y efectiva del rostro. ¡Tomá nota!

Si realizás una limpieza profunda regularmente, ayudás a tu piel a mantenerse limpia y sana. No necesitás largas horas o muchos productos para hacerlo: con estos 3 pasos vas a poder limpiar en unos pocos minutos y, a medida que lo vuelvas un hábito, lo disfrutarás cada vez más.

1- Preparación la piel

El primer paso es fundamental: tenés que limpiar la piel con un jabón neutro y abrir tus poros para que los productos que coloques penetren en profundidad. Poné agua caliente en un recipiente y acercá tu rostro para que el vapor abra los poros (o podés hacer la limpieza justo después de la ducha). Unos 3 minutos vaas a ser suficientes, secá tu piel suavemente con una toalla limpia y comenzá la siguiente etapa.

2- Exfoliación y tratamiento

Este paso permite barrer las suciedades profundas que se acumulan en la piel y las células muertas. ¿Cómo hacerlo? Colocá el exfoliante sobre la piel limpia y hacé pequeños círculos con las yemas de los dedos. Tené cuidado con la presión que ejercés porque podés lastimar la piel y no lo hagas por más de un minuto así la capa protectora natural no se daña. 

Al terminar con la exfoliación, colocá la mascarilla que desees: para hidratar pieles secas o controlar aquellas grasas, para tratar las imperfecciones, para disminuir los signos de la edad, etc. Colocala suavemente con las yemas de tus dedos y dejala actuar unos 20 minutos. Siempre retirá con agua tibia y volvé a secar con una toalla limpia.

Aclaración: evitá los párpados, labios y zonas sensibles o irritadas de tu piel.

3- Cerrar los poros e hidratar la piel

Para finalizar tenés que cerrar los poros que acabás de limpiar con un astringente. Existen lociones especiales para hacerlo o podés optar por lo natural: sumergir tu rostro en agua helada para lograr que se cierren. Por último colocá crema hidratante para tu tipo de piel así aportás un poco de humedad. ¡Y listo!

En solo tres pasos, y unos 30 minutos, podés limpiar en profundidad tu piel. Hacete un hueco el próximo fin de semana y decile adiós a las impurezas.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top