Newsletter y notificaciones

Mantenete informada en todo momento
sobre las novedades de la marca

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

Skin life blog

¿Imposible cambiar tus malos hábitos?
¡Que no sean un problema para tu piel!

Contaminación, estrés, alimentación desequilibrada, tabaco… ¡Todos estos factores provocan el envejecimiento actitudinal! Los serums nos ayudan a combatir este problema, pero… ¿Qué otras cosas podemos hacer para prevenirlo?

Contaminación

Si vivís en la ciudad y no podés huir de la contaminación… ¡Mucha atención a la limpieza! Recordá que es importante limpiar la piel por la mañana y por la noche. Si tu piel es grasa, te recomendamos la limpieza con un producto específicamente desieñado para la limpieza de tu tipo de piel; si es deshidratada y sensible, el agua micelar es una excelente opción.  Elegí tratamientos diarios con ingredientes activos o texturas que formen una capa protectora en tu piel para evitar que la contaminación se adhiera.

Aire acondicionado y calefacción

Tanto el aire acondicionado como la calefacción secan tu piel. Te recomendamos que en tu rutina diaria no te enjuagues con agua de forma muy agresiva y utilices la versión más enriquecida de tu hidratante. Además, ingerí frutas y hortalizas jugosas como la sandía, el melón y el pepino. ¡Y no olvides tomar 1,5 litros de agua al día!

Sol

Protegé tu piel del sol para evitar la aparición de manchas y líneas de expresión. Además, utilizá un tratamiento altamente nutritivo para rellenar cualquier fina línea de expresión provocada por la deshidratación.

Tabaco

Fumar provoca deshidratación y que tu piel adquiera un tono apagado. Para combatirlo, te recomendamos aplicar sobre tu piel un exfoliante y una mascarilla una o dos veces por semana.

Dieta desequilibrada

Comer mal y a deshoras provoca que aparezcan brillos e imperfecciones. Para evitarlos, aplicá sobre tu piel un exfoliante y una mascarilla purificante una o dos veces por semana. Complementá tu rutina con un tratamiento anti-brillos, centrándote, sobre todo, en la zona T (nariz y frente).

Cansancio y estrés

El cansancio provoca ojeras, bolsas y un aspecto apagado. Para hacerlo desaparecer te recomendamos utilizar un contorno de ojos con efecto drenante, además de ingerir alimentos ricos en vitamina C y betacarotenos.

Las consecuencias del estrés son la deshidratación del rostro y un aspecto demacrado. Utilizá estrategias de compensación, como el deporte, que elimina las toxinas y fomenta la regeneración de la piel. ¡Además ingerí alimentos con un alto contenido en agua, magnesio (verduras verdes y almendras) y potasio (banana)!

La recomendación de Vichy