Newsletter y notificaciones

Mantenete informada en todo momento
sobre las novedades de la marca

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

Skin life blog

ANTIIMPERFECCIONES

¿Acné a la vuelta del verano?

Con

Letizia CarnevaleLetizia CarnevaleMake-up artist Internacional

Dr Joelle SebaounDr. Joelle SebaounDermatólogo

La vuelta del verano es uno de los momentos más duros del año y más aún si va acompañado de un brote de acné. Seguro que lo viviste en primera persona o lo viste en la piel de alguien cercano.

Y es que el sol es un falso amigo ¿Por qué? porque seca las imperfecciones y la piel parece más limpia y uniforme, pero los rayos UV son también los culpables de un engrosamiento de la epidermis. La consecuencia es que el sebo se acumula y termina obstruyendo los poros. Las bacterias se multiplican y las erupciones cutáneas aparecen.

¡Declarale la guerra a las imperfecciones! ¿Cómo? Siguiendo estos 3 mandamientos: limpiar, tratar y maquillar.

La limpieza es el paso fundamental para tener una piel sana. Aunque sintamos que nuestra piel es grasa y  con imperfecciones no debemos ser muy agresivos en este primer paso. Las exfoliaciones profundas pueden acabar agravando las cosas y hacer un efecto rebote aumentando el sebo de la piel, que reacciona protegiéndose de esta agresión. Por eso, debemos elegir limpiadores adaptados, que además de limpiar, calmen la piel y no dejen sensación de tirantez. Limpiadores suaves, formulados para pieles grasas, o aguas micelares son la mejor opción.

A la hora de elegir el mejor tratamiento, debemos optar por aquel que contenga activos como el ácido salicílico o glicólico, activos que eliminan las células muertas. Las pieles grasas, aunque parezca lo contrario, deben estar además muy bien hidratadas. Por eso, escoge tratamientos  hipoalergénicos, testados en pieles sensibles y que te aseguren que aportan una hidratación 24horas.

Y por último, el maquillaje. Existen bases de maquillaje diseñadas para las pieles grasas con pigmentos extrafinos que matifican la piel y la tratan a la vez. Recordá aplicarla con toquecitos, nunca arrastrar, para que la piel no se irrite y las bacterias no se dispersen. Tu farmacéutico o dermatólogo te puede asesorar sobre la mejor opción.