Newsletter y notificaciones

Mantenete informada en todo momento
sobre las novedades de la marca

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • my skin

Skin life blog

¡HOY EMPIEZO LA DIETA ANTI-CELULITIS!

Hay alimentos que nos juegan en contra si queremos darle batalla a la celulitis. Te contamos los sí o los no de la dieta pre-verano.

Para decirle adiós a la piel de naranja no basta con matarse en el gimnasio, bañarse en cremas y hacer tratamientos de gabinete. La dieta es un pilar fundamental y debe acompañar el plan de cuidados, ya que la celulitis es un trastorno multifactorial y debe ser atacada desde distintos frentes.
¿Sos habitual consumidora de tostados, medialunas con jamón y queso, hamburguesas, panchos, papas fritas, empanadas y comidas de delivery? Todas son pautas a cambiar si querés disminuir la celulitis.
Un punto importante en toda dieta es controlar –más allá de las calorías-, las grasas (sobre todo las saturadas y trans). Muchos suelen sacarle la grasa a las carnes (hay que hacerlo antes de cocinar) y elegir lácteos y quesos magros, pero se olvidan que por el lado de las facturas, galletitas, golosinas, chocolates y barras de cereal nos llegan muchísimas grasas. También se debe tener en cuenta el sodio, desde el exceso de sal hasta el que nos llega en alimentos industrializados (fiambres, embutidos, caldos), ya que incrementa la celulitis. Además, no se debe abusar del café –es preferible mate cocido o tisianas de hierbas-, y moderar el consumo de alcohol.

¿Cuáles son los sí de la dieta? Algunas presencias valiosas e indispensables son las fibras, vitaminas y fitonutrientes; y por ello debemos consumir verduras y frutas, crudas y cocidas. Lo ideal son dos porciones diarias. Dato a tener en cuenta: si va a ser cocida es conveniente que sea al vapor o al microondas ya que los hervidos prolongados destruyen vitaminas y mucha fibra pasa al agua de cocción que luego se tira.

Tomá nota :
-No te saltees las comidas, cuatro por día reducirán la ansiedad.
-Comé despacio, masticando lentamente para disfrutar más del sabor y estar más satisfecha.
-Eliminá el picoteo entre comidas.
-Tené siempre a mano algo sano para comer: yogur descremado con cereales, una rodaja de pan con queso magro, o frutas de estación.
-Evitá ir al supermercado con hambre, ya que estarás más tentada de comprar compulsivamente snacks como papas fritas o galletitas dulces y alimentos que no son sanos para tu dieta.
-No le agregues azúcar a las infusiones o a las comidas.

-A la hora de condimentar elegí hierbas o especias puras y no olvides tomar de 2 a 3 litros de agua por día.

La recomendación de Vichy